Bosque de niebla en Macanal

Bosque de niebla en Macanal

La Reserva Bosques de Macanal tiene 249 hectáreas, está localizada en la Falla del Tequendama, y hace parte del Distrito Integral de Manejo Cerro de Manjui-Salto del Tequendama (DMI). Este Distrito de Manejo Integrado de los Recursos Naturales (DMI) fue declarado como tal en el año 1999. El DMI es definido como un espacio de la biosfera que, por factores ambientales o socioeconómicos, es delimitado para que dentro de los criterios del desarrollo sostenible se ordene, planifique y regule el uso y manejo de los recursos naturales renovables.

En Macanal hay un relicto de bosque de niebla de 196 hectáreas. Allí hay especies propias de este ecosistema como el roble colombiano o andino (Quercus humboldtii). Es rico en epífitas, pues tiene 17 especies. También se encuentran el helecho (Pleopeltis macrocarpa) y varias especies de bromelias (Bromeliaceae) halladas en una muestra de 210 árboles de roble en este bosque[i].

“Las bromelias tipo tanque son como un micromundo. Se les llama así porque sirven como reservorios de agua a donde llegan aves y mamíferos a tomarla cuando hay sequedad en el bosque”, explica el biólogo Diego Higuera de la Corporación Sentido Natural. Las bromelias sufren procesos de descomposición que son importantes porque ahí depositan huevos las ranas o larvas los insectos, y animales más grandes lo saben y buscan alimento en ellas. Son pequeñas despensas dentro de este ecosistema.

En Macanal también hay especies como el granizo (Hedyosmum sp.) que usan los campesinos para aromatizar el agua de panela, una bebida caliente típica de Colombia, así como arbustos familiares del Sietes cueros (Melastomataceae), helechos arborecentes (Cyatheaceae) y mano de oso (Araliaceae).

Las orquídeas (Orquidaceae) no se observan en los robles de este relicto de bosque de niebla debido a su susceptibilidad a la sequedad provocada por los cambios del clima. “Pero sí se observan en otros bosques de la reserva, en donde hay mayor heterogeneidad de árboles, aunque son poblaciones de orquídeas diezmadas posiblemente por la extracción hace algunos años”, explica Higuera.

Algunas de las aves en Macanal son el cuco ardilla (Piaya Cayana), el colibrí cola de hoja (Ocreatus underwoodii), el colibrí cola de raqueta (Heliangelus exortis) y la reinita gorjinaranja (Dendroica fusca). También es posible apreciar diversas especies de insectos, anfibios, reptiles, algunos mamíferos como ardillas y osos perezosos.

1 de Marzo 2017. El Espectador

Ver artículo completo en: El gris panorama de los bosques de niebla en Cundinamarca.

0 Shares
Comments are closed.