Las claves del agua en Chiloé son las turberas y el pompón, pero el extractivismo las está matando

Las claves del agua en Chiloé son las turberas y el pompón, pero el extractivismo las está matando

Las turberas prestan importantes servicios ecosistémicos, así por ejemplo protegen la biodiversidad, almacenan agua dulce, y acumulan carbono, entre muchos otros (Ramsar, 2004). A esta importancia ecológica se suma la importancia económica que tiene la turba y el musgo Sphagnum magellanicum, conocido popularmente como pompón. Estos productos son utilizados como retenedores de nutrientes en viveros, como aislante térmico, para el tratamiento de aguas residuales y para filtros de distinto tipo. Por lo cual, ha habido un aumento sostenido del interés comercial y de explotación (Hauser, 1996).

En Chiloé, tanto turberas de origen glaciar como aquellas de origen antrópico, están siendo intensamente explotadas. Se extrae principalmente la capa superficial de Sphagnum de forma artesanal y en algunos casos la turba de manera industrial.

En la gran mayoría de las ocasiones la extracción se realiza sin considerar la sostenibilidad del recurso. Son muy pocas las iniciativas que trabajan con buenas prácticas de cosecha siguiendo protocolos como los establecidos por Díaz (2008).

Debido a la fuerte demanda del musgo y a que no existe legislación que regule esta actividad, se ha realizado una extracción desmedida. En numerosas localidades de las provincias de Chiloé y Llanquihue, donde se recolecta Sphagnum, se evidencia la sobrexplotación, el musgo no se regenera, sólo crecen algunas plantas vasculares ruderales y las áreas quedan abandonadas y llenas de basura de las faenas.

Ver artículo completo en: EL CIUDADANO

23 de septiembre 2015

9 Shares
Comments are closed.